Categorías
Histórica

Ciudad eterna

Dicen que nací entre siete colinas, que mis orígenes se remontan a un pueblo de pastores. Los pantanos florecían a mis pies y con el paso del tiempo fui creciendo a costa de otros. Primero sometiendo a mi propia madre y luego a mis vecinos. Conviví con reyes, senadores y emperadores, y con ellos mi grandeza aumento. Pasé de ser el baluarte de muchos dioses a serlo de uno solo.  Tras tantos siglos vividos y guerras sufridas se volvió a comenzar de nuevo, con más reyes y tiranos. Por mi importancia muchos me saquearon una y otra vez. Fui envidiada por el mundo entero, incluso quisieron imitarme. Pero solo yo, fui llamada la ciudad eterna.

Queda rigurosamente prohibida, sin la autorización escrita del titular del Copyright, la reproducción por cualquier medio o procedimiento,  y la distribución mediante alquiler o préstamo público.