Categorías
Relatos

El limonero

—El limonero —contestó la filóloga clásica.

Bruno no lo entendía. Observó cómo su colega miraba con atención el escrito que estaba leyendo. Deseoso por entender volvió la mirada a su libro. «El griego clásico denominaba líquidas a las letras: l, m, n y r.» Bruno frunció el ceño, arqueó las cejas y la miró.

—N lo pillo… ¿Puedes volver a repetir la misma pregunta?

—Por supuesto —dijo ella—. ¿Sabes cuál es el árbol más líquido?

Queda rigurosamente prohibida, sin la autorización escrita del titular del Copyright, la reproducción por cualquier medio o procedimiento,  y la distribución mediante alquiler o préstamo público.