Wolfdux – IX

Me levanto de la silla y me acerco a la ventana. Observo cabizbajo como la lluvia cae sobre el tejado de uno de los estudios. Reparo en una mujer que está fumando bajo el umbral de la puerta y que por alguna extraña razón me resulta familiar.

Camino hasta el escritorio, cojo la tablet y vuelvo a la ventana. Miro el correo mientras trato de identificar mentalmente a esa mujer. Tras navegar por la bandeja de entrada sin prestarle mucha atención, la cierro y abro el Hangouts.

—Marcus, acabo de ver a una mujer pelirroja en el estudio de Fantasía. ¿Sabes algo de ella? —pregunto nada más ver su cara en la pantalla.

—Hola, señor Anathema. ¿Una mujer pelirroja? —Hace una mueca y luego abre los ojos de par en par—. ¡Ah, sí, sí! Perdone… Se me ha olvidado decírselo.

Desvío la mirada hacia el exterior y contemplo como la mujer me está saludando y haciendo señas para que baje.

—Me ha dicho que era su hermana —prosigue Marcus ajeno a que le estoy ignorando.

Quedan rigurosamente prohibidas, sin la autorización escrita del titular del Copyright, bajo la sanción establecida en las leyes, la reproducción parcial o total por cualquier medio o procedimiento comprendidos la reprografía y el tratamiento informático, y la distribución mediante alquiler o préstamo público.